Varada anual de mantenimiento

Elevando el velero Ilusión,

La embarcaciones es conveniente vararlas cada año o como máximo cada dos, para realizar los trabajos de mantenimiento en la obra viva, En esta ocasión hemos sacado el velero Ilusión de la escuela FP NÁUTICA, este barco está dedicado al alquiler sin patrón. Ello consiste en limpiar el casco de crustáceos y verdín, y una vez homogeneizada la superficie de la obra viva, es decir por debajo de la línea de flotación, A continuación se aplica pintura anti crustáceos, lo que conocemos como antifouling.

Embarcación en el travel lift camino del varadero

Si aplicamos cada año antifouling auto pulimentable, pasado este tiempo cuando volvamos a varar la embarcación, y una vez limpiado el casco con agua a presión y limpiacascos, prácticamente eliminaremos los restos de pintura, quedando la superficie lisa, lo cual facilitará el trabajo, pudiendo de esta forma pintar directamente la carena, evitando el lijado. 

Estado de obra muerta y obra viva tras limpiar con agua a presión y limpia cascos.

El mantener la parte sumergida del casco con crustáceos, además de perjudicar el casco, reducirá la velocidad de la embarcación. Las algas y el caracolillo en la obra viva actúan como un freno, algo tan importante en un velero, donde tanto valoramos un nudo de velocidad. Para ello es muy importante el buen estado de la superficie y el antifouling.

Aprovechando que  desde tierra es menos complicado, también limpiamos y pulimos la obra muerta, eliminando manchas de verdín y posibles rozaduras con pantalanes u otros barcos, sobre el gel coat . 

Ya se ha aplicado el antifouling en la obra viva.

Además hemos reparado el casquillo que fija el eje de la hélice al arbotante, avería reciente que requería varar la embarcación. Mientras tanto hicimos un apaño debajo del agua.   

Ánodo de sacrificio y casquillo del arbotante sustituido.
Las zonas metálicas llevan una imprimación específica.

Otra pieza que requería para su sustitución la varada, es cambiar el traductor de la sonda.

Muy importante sustituir ánodos de sacrificio de zinc, se utilizan para proteger contra la corrosión las estructuras metálicas sumergidas. Están hechos de una aleación metálica con mayor tendencia a la oxidación que el metal de la estructura a proteger, de ahí su nombre, se sacrifica este metal en beneficio de los metales del barco.   

Otra vez al agua, la embarcación Ilusión de FP Náutica ha quedado en perfectas condiciones para seguir disfrutando de la vela crucero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *